Terapia Ocupacional Terapia Ocupacional
Portada

Noticias

Artículos

Opinión

Prensa

Formación

Libros

Asociaciones

Ayudas Técnicas

Enlaces

Foros de opinión

Bolsa de trabajo

E-mail


 
 
 
 
 
 
 
 
 

 ¿Quiere anunciarse en el Portal de Terapia Ocupacional.com?
 

ARTÍCULOS

LA OCUPACIÓN COMO MÉTODO
DE TRATAMIENTO EN SALUD MENTAL

Pedro Moruno Miralles.
Doctor en Psicología. Diplomado en Terapia Ocupacional. Profesor Asociado de la Diplomatura de Terapia Ocupacional del Centro de Estudios Universitarios de Talavera de la Reina. Universidad de Castilla-La Mancha. Avenida Real Fábrica de Sedas S/N. 45600 Talavera de la Reina. Toledo. Pedro.Moruno@uclm.es

Palabras Clave: Terapia Ocupacional; Ocupación; Salud Mental; Relación entre ocupación y salud

Abstract.
La presente ponencia constituye un resumen del trabajo de investigación cuyo objetivo principal es realizar un análisis de las características únicas y distintivas de la ocupación/actividad aplicada como método de tratamiento en el ámbito de la Salud Mental. Este trabajo se estructura alrededor de tres ejes fundamentales: un análisis bibliográfico que revisa los principales estudios históricos sobre el valor de la ocupación en el tratamiento del enfermo mental (Kielhofner, 1992; Mosey, 1986; Reed y Sanderson, 1999); un análisis del concepto de ocupación/actividad en relación con el concepto actual de salud (CIF 2001); y, por último, un análisis de las relaciones entre la salud y la ocupación y sus repercusiones en el abordaje de los trastornos mentales. Sintéticamente, las conclusiones del estudio reflejan la singularidad y utilidad de la aplicación de la ocupación/actividad como método de tratamiento y que subyace a la práctica clínica de la terapia ocupacional. Como colofón se expone la repercusión clínica y teórica de esta perspectiva. 

Key-words: Occupational Therapy; Occupation; Mental  Health; Relation between occupation and hetlh
 

Abstract.
 This paper constitutes a resum of searching aimed at analysing the unique and distinguising characteristics of the occupation/activity as a therapeutic strategy within the framework of Mental Health. This work is organized around three mainline bases: a bibliographical analysis of main reviews focused on the value of occupation as a part of the treatment of persons with a mental disorder (Kielhofner, 1992; Mosey, 1986; Reed & Sanderson, 1999); an analysis of the occupation/activity concept in relation to the actual concept of health (CIF 2001); lastly, an analysis of the relationships between health and occupation and its repercussions on the approach to mental disorders. In short, the study conclussions show the uniqueness as well as the usefulness of occupation/activity as a treatment strategy underlaying this clinical practice of Occupational Therapy. Closing this paper, some clinical and theoretical implications of this conceptualization.

            
 1. Introducción

Desde una perspectiva clínica, podemos definir terapia ocupacional de forma sencilla como la praxis que utiliza como método terapéutico la ocupación o actividad humana. 

Ahora bien, si la singularidad de la disciplina, como es obvio, viene determinada por el término, ocupación o actividad, elemento que la distingue de otras disciplinas del ámbito de las Ciencias de la Salud, podemos preguntarnos: ¿cómo se concibe la ocupación o actividad humana en terapia ocupacional?  

Desde nuestro punto de vista, y como hemos defendido en otro lugar (Romero y Moruno, en prensa), en terapia ocupacional, ocupación y actividad hacen referencia a dos conceptos muy similares; a saber: aquella faceta del empeño humano que da respuesta a las necesidades vitales de un individuo, que le permiten cumplir con las demandas sociales de su comunidad de pertenencia, así como al quehacer a través del cual el ser humano se distingue y expresa, revelando al agente del acto, y que se constituye en una forma de dar sentido a la existencia, construyendo y creando su identidad personal, cultural y social. 

Consecuentemente, podemos realizar una aproximación comprensiva a la práctica clínica de la terapia ocupacional en Salud Mental, revisando aquellas notas características de este empeño humano que hemos dado en denominar ocupación y de sus relaciones con la Salud Mental.

2. Desempeño ocupacional y participación 

Ann A. Wilcock, en su texto An Occupational Perspective of Health (1998), defiende que el bienestar psicológico y social, aspectos esenciales en el concepto actual de salud, está vinculado a la capacidad del ser humano de desarrollar ocupaciones socialmente valoradas.

De esta forma, el desempeño o realización de actividades de autocuidado y automantenimiento, productivas, educativas, lúdicas y de ocio, permiten a un sujeto participar como un miembro que contribuye a su entorno personal, social, cultural y económico. 

Por un lado, desde esta perspectiva, la ocupación en sí misma constituye una entidad que promueve y favorece la adaptación al medio, en tanto que sostiene la integración y participación activa del individuo en el entramado social y cultural al que pertenece. Por tanto, las ocupaciones que una persona aprende y es capaz de realizar, condicionan el grado en que ese individuo es capaz de adaptarse.

Por otro lado, la participación del ser humano en ocupaciones contribuye a la organización temporal de la adaptación al medio. Los patrones ocupacionales determinados culturalmente regulan y organizan el discurrir del tiempo: estructurando el  transcurrir del día, la semana y el año alrededor de esquemas regulados por la ocupación; delimitando periodos de actividad y descanso, vacaciones, esparcimiento o celebración. Asimismo, estructuran y organizan el quehacer humano a lo largo de la sucesión de los estadios del ciclo vital. Así, en general, la infancia se caracteriza por el juego, la madurez por el trabajo y la vejez por el ocio o la dedicación a la familia.

En resumen, la ocupación constituye una entidad que favorece y promueve la participación e integración social a través de la adquisición, mantenimiento, mejora o recuperación del desempeño de actividades ligadas al automantenimiento y autocuidado, la educación, la productividad, el ocio y el juego, incidiendo en último término en la salud y bienestar individual.

Considerando estas características, la ocupación puede ser utilizada como método terapéutico en la medida en que:
 

· Promueve el aprendizaje y adquisición de habilidades y destrezas ligadas al desempeño de actividades de automantenimiento y autocuidado, educativas y productivas y de ocio y lúdicas. 

· Favorece la participación e integración social, a través de la adquisición, mantenimiento, mejora o recuperación del desempeño de actividades ligadas al automantenimiento y autocuidado, la educación y la productividad y el ocio y el juego.

· Favorecer la participación social, a través de la modificación y adaptación de las ocupaciones que un individuo desempeña o del entorno físico o social en que tiene lugar ese desempeño.


3. Ocupación y funcionamiento

Como advierten Reed y Sanderson (1999), la realización o participación en distintas ocupaciones a lo largo del ciclo vital de un individuo coadyuva a la maduración sensorial, física y psicológica, al desarrollo social y emocional del sujeto y al aprendizaje de habilidades y destrezas para su adaptación al entorno. Por tanto,  la ocupación humana está estrechamente vinculada con el proceso de desarrollo ontogenético individual.

Como asegura Kielhofner (1995), la implicación de los seres humanos en actividades productivas, juegos y actividades lúdicas y actividades de la vida diaria, genera y mantiene cambios en las capacidades, creencias y disposiciones del individuo. De esta forma, el comportamiento ocupacional contribuye a la organización y desarrollo de las estructuras físicas y al desarrollo psicológico, afectivo y social. 

Desde este enfoque, la ocupación puede ser aplicada terapéuticamente como un medio que promueve el desarrollo, mantenimiento y recuperación de las capacidades, destrezas o aptitudes de un individuo. 

A partir de un análisis previo de las capacidades, mecanismos o funciones psicológicas y corporales implicadas en la realización de una determinada ocupación, es posible  utilizarla como tratamiento, persiguiendo la recuperación de los déficit o trastornos que presente el individuo evaluado. Así, pueden ser seleccionadas determinadas actividades como método de tratamiento, persiguiendo objetivos concretos ligados a la restauración o recuperación de capacidades, habilidades, destrezas o al desarrollo de aspectos psicológicos, emocionales o relacionales.

En resumen, la ocupación constituye un medio para el desarrollo, mantenimiento y recuperación de funciones psicológicas y corporales, en la medida en que estas funciones están implicadas en las ocupaciones que un sujeto realiza.
Por tanto, la ocupación puede ser utilizada como método terapéutico en la medida en que:
 

· Contribuye al desarrollo normalizado de las estructuras y funciones corporales y psicológicas, así como de las relaciones sociales, las emociones y los vínculos afectivos.

· Promueve el mantenimiento, restauración o recuperación de las estructuras y funciones corporales y psicológicas.


4. Ocupación y promoción de la salud

Si como hemos señalado anteriormente, la ocupación está asociada a la supervivencia, desarrollo y adaptación al medio del ser humano, desde nuestro punto de vista éstas no constituyen las únicas facetas de la ocupación en la experiencia vital del ser humano. 
Sirviéndonos de las palabras de Hannah Arendt (1958): 

"Con palabra y acto nos insertamos en el mundo humano, y esta inserción es como un segundo nacimiento, en el que confirmamos y asumimos el hecho desnudo de nuestra original apariencia física. A dicha inserción no nos obliga la necesidad, como lo hace la labor, ni nos impulsa la utilidad, como es el caso del trabajo".


Es decir, también podemos concebir la ocupación como una vía posible de relación del ser humano con el orden simbólico, condición sine qua non del entramado sociocultural que le precede y en el que se desarrolla, en la medida en que la acción revela al agente del acto, y, a través de ella, el ser humano se distingue y expresa.

Desde este enfoque la ocupación puede constituir un vehículo o forma de dar sentido, significado a la existencia, incidiendo, por tanto, en el bienestar psicológico y, quizá también, espiritual del ser humano.

Así, las ocupaciones en que se implica un sujeto le permiten la expresión individual, favorecen el desarrollo de vínculos sociales y culturales, contribuyen a la construcción de su identidad y le posibilitan sentirse partícipe de la sociedad, incidiendo en el bienestar psicológico, y, por ende, en su salud individual.  

En resumen, en la medida en que la implicación de un sujeto en ocupaciones significativas, tanto desde una perspectiva personal (subjetiva) como social y cultural, favorece el bienestar psicológico, la ocupación puede ser utilizada como un método para la  promoción y preservación del bienestar psicológico individual. 

La concepción de la ocupación como agente que promueve el bienestar psicológico y la salud permite utilizarla para la:

· Promoción de estilos de vida saludables y prevención de la aparición de enfermedades somáticas o psicológicas y los déficit consecuencia de ellas.  

· Promoción de la adquisición, mantenimiento y mejora del bienestar físico, psicológico y social.


En conclusión, la ocupación como método de tratamiento en Salud Mental integra distintas modalidades terapéuticas que conciben a la ocupación humana como un agente, entidad o medio que promueve la salud, previene la enfermedad y la discapacidad y favorece el funcionamiento psicológico, el bienestar y la participación social. 

En la tabla que presentamos a continuación se sintetizan las diferentes modalidades, funciones y objetivos asociados a la utilización de la ocupación como método de tratamiento. 
 
 Modalidades, funciones y objetivos de la utilización de la ocupación como método terapéutico
 
 
MODALIDADES  FUNCIONES  OBJETIVOS
Desempeño ocupacional: la ocupación como fin en sí misma Favorece y promueve la participación e integración social, a través de la adquisición, mantenimiento, mejora o recuperación del desempeño de actividades ligadas al automantenimiento y autocuidado, la educación y la productividad y el ocio y el juego.  Aprendizaje y adquisición de las habilidades y destrezas ligadas al desempeño de actividades Adquisición, mantenimiento, mejora o recuperación del desempeño de actividades Modificación y adaptación de las ocupaciones que un individuo desempeña o del entorno físico o social en que son desempeñadas
La ocupación como medio para el desarrollo y recuperación Posibilita el desarrollo y recuperación de las funciones y estructuras psicológicas y corporales, en la medida en que estas funciones y estructuras están implicadas en las ocupaciones que un sujeto realiza.  Desarrollo normalizado de las estructuras y funciones corporales y psicológicas Restauración o recuperación de las estructuras y funciones corporales y psicológicas
La ocupación como agente para la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad Promueve el adecuado funcionamiento de las estructuras y funciones corporales y el bienestar psicológico previniendo la aparición de enfermedades y de condiciones de discapacidad  Promover estilos de vida saludables y prevenir la aparición de enfermedades somáticas o psicológicas y de los déficit consecuencia de ellas Adquisición, mantenimiento y mejora del sentimiento subjetivo de bienestar psicológico y social

 A nuestro parecer, este análisis nos permite identificar la singularidad de la perspectiva de la terapia ocupacional como disciplina distintiva en el campo de la Salud Mental. 

5. Bibliografía

Arendt, H. (1993). La condición humana. Barcelona. Paidos.

Clark, FA. Et al. (1991). Occupational Science: academic innovation in the service of occupational therapy`s future. American Journal of Occupational Therapy 45 (4): 300-310.

Creek J. Occupational Therapy and Mental Health. 3ª ED. Edinburgh. Churchill Livingstone. 2002.
 
Kielhofner, G. (1995). A model of human occupation. Theory and application (2ª ed). Baltimore. Williams & Wilkins.

Moruno Miralles, P. y Romero Ayuso, D. M. (2001). Historia de la terapia ocupacional en el ámbito de la Salud Mental. Revista Informativa de la Asociación Profesional Española de Terapeutas Ocupacionales. 27. p. 3-10.

Occupational Science; Occupational Therapy`s Legacy for the 21st Century. Clark, F.; Wood, W.; Larson, A. En Neistadt, M. y Crepeau, E. (1998). Willard and Spackman´s Occupational therapy. 9ª ed. Filadelfia. Lippincott-Raven.

Reed, K. y Sanderson, S. (1999). Concepts of occupational therapy. 4ª ed. Baltimore. Lippincott Williams and Wilkins.

Romero, D. M y Moruno, P. (en prensa). Teoría y Técnicas de la Terapia Ocupacional. Barcelona. Masson. 

Wilcock, A. (1998). An Perspective Ocupational of Health. Thorofare. Slack

 
 

 













 
Noticias y Cursos Artículos Opinión Prensa Formación Libros Asociaciones Ayudas Técnicas Enlaces E-mail Foros Empleo
noticias, cursos, empleo y formación para Terapeutas Ocupacionales

Powered by TELNET SERVICIOS TELEMÁTICOS